Desmontando un Castillo

Hay caminos que hay que olvidar para volver a caminarlos

Hay caminos que hay que olvidar para volver a caminarlos

Hace casi un año que no me calzo las zapatillas con la intención de correr, y hace más de un año que perdí esa chispa que me hacía disfrutar del deporte con una pasión indescriptible. Hoy siento la necesidad de desmontar un inmenso castillo que se había construido a mi alrededor y que, al ser tan grande y llamativo, ha acabado atrapándome entre sus muros sin dejarme ver el paisaje que adorna las vistas del entorno.

Cuando empecé a correr, mi única intención era hacer algo que nunca había hecho, tenía una autoestima desbordante y me sentía invencible, tanto es así, que no me importaba ningún problema o contratiempo que se me pusiera en medio; para mí todo es posible y así lo sentía. Conforme fuí avanzando, empecé a conocer a personas que me ayudaron a seguir hacia adelante y que me iban motivando a seguir. La verdad es que el chute de adrenalina que eso provoca, hizo que dejase de centrarme en lo que me daba el deporte y me enfoque en que todo el mundo sintiera lo mismo que yo sentía al practicarlo. No diré todo lo que he hecho, ya que está reflejado en el blog, pero si que hubo un momento en que dejé de hacer las cosas con el corazón y empecé a hacerlas con la cabeza. Al sentir la necesidad de mostrar que todo es posible, hizo que ayudase a muchas personas a empezar a correr, o a recordarles que podían volver a hacerlo tras muchos años. Yo no elegí convertirme en un ejemplo a seguir, simplemente sucedió.

Todo iba genial hasta que hubo un momento en que todo lo que me había funcionado dejó de hacerlo. En una carrera de distancia corta, muy corta para lo que yo estaba habituado, en vez de disfrutar y hacer que la persona a la que acompañaba disfrutase, la carrera se convirtió en uno de mis peores momentos con las zapatillas. Durante este breve periodo de tiempo que he estado haciendo deporte, he tenido pinchazos en forma de lesiones, pero todos eran físicos; de repente me encontré con algo que no era muscular, era interior, por un momento, en una simple carrera de 5 millas, tuve el muro más duro contra el que me he dado en mi vida: por primera vez mi acompañante sufrió mucho. Yo no supe hacer nada para que disfrutase de esa carrera, lo que me hizo sentir pánico al no entender que sucedía y, por ello cometí el mayor error que podía cometer con alguien que era importante para mí: darle importancia a lo que era externo a mi frente a mi interior. Desde ese momento, todo ha ido de mal en peor. Para creer que no había pasado nada, a los pocos días, acabé un medio maratón, el cual no iba a correr, pero al escuchar la frase “¿Por qué no te apuntas? ¿Es qué te da miedo correrla? “, me apunté, la hice, la disfruté y la acabé con orgullo, pero algo dentro de mí estaba roto, mi pequeño alma de corredor ya no sentía nada por correr, ya no me divertía haciendo lo más bonito: entrenar. Al poco tiempo hice mi último medio maratón, que iba a correr acompañando a una persona que al final no la corrió, pero por orgullo la acabé, con más pena que gloria. A partir de ese momento, he intentado motivarme para entrenar buscando excusas, ayudar, acompañar o entrenar a alguien. Me he apuntado a carreras de 10, a un maratón, a un half ironman, me he inscrito a un club de triatlón, he fichado a un entrenador personal que me ha dejado muscularmente a tope, pero lo más importante no funciona, mi interior está completamente apagado, sin ilusión, y sin esa batería, el resto no funciona.

Es posible que haya llegado al fondo del pozo, o lo mismo no he hecho más que asomarme al borde, pero sentía la necesidad de sacar todo esto de dentro, ya que me pesa demasiado, mucho más que los 20 kilos que me he metido en el cuerpo por dejar de hacer deporte.

No sé qué pasará mañana, ni pasado, pero hoy ya me he quitado un peso de encima.

Seguiré desmontando el castillo que se ha construido a mi alrededor, a ver si despierta el dragón que duerme en el corazón del mismo.

Trying to Running and Enjoying

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s